La alternativa a Dropbox no es otro similar

Cuando se busca una alternativa a Dropbox la mayoría termina instalando otro disco virtual.

Lo único que se consigue es otra aplicación de similares características pero de otra empresa.

Son muchos los discos virtuales que hay en el mercado: Google Drive, Box, One Drive, Sugar Sync.

Todos son sincronizadores.

dropboxdriveboxonedrivesugarsyncamazon cloud drive

¿Cuándo descubre la gente que Dropbox no sirve en la empresa?

CUMPLIMIENTO LEGAL

Al descubrir que ni Dropbox, ni Drive, ni los demás firman los contratos previstos en el Reglamento General de protección de Datos RGPD.

Firmar un contrato no es hacer click en una casilla y click en siguiente.

TRAS UN ATAQUE DE VIRUS RANSOMWARE O CRYPTOLOCKER.

El sincronizador tipo Dropbox actuó como agente de transmisión del virus.

Provocó que todos los usuarios sincronizados se contagiaran.

HARTOS DE RESOLVER CONFLICTOS DE ARCHIVOS.

Los Discos Virtuales producen conflictos de archivos.

Este problema es inherente a la sincronización, es su forma de funcionamiento.

LA RED DE LA EMPRESA SE SATURA.

La conexión a Internet de la empresa se degrada y se vuelve muy lenta.

La causa es que hay muchos dispositivos consumiendo caudal para la sincronización de Dropbox.

IMPOSIBLE RESPONSABILIZARSE DE LA PRIVACIDAD DE LOS ARCHIVOS.

Cuando los documentos se encuentran copiados (sincronizados) no se sabe en cuantos dispositivos ni se sabe cuantos empleados tienen acceso.

CUANDO OTRA EMPRESA SE NIEGA A COMPARTIR DOCUMENTOS MEDIANTE DROPBOX.

Las empresas serias mantienen estándares de gestión y certificaciones que son auditadas.

DESORDEN Y ANARQUÍA EN LAS ESTRUCTURAS DE CARPETAS.

Se rompe la organización de las carpetas de la empresa.

Con un sincronizador cada usuario es dueño de las estructuras de carpetas de la empresa.

SE DESEA TRABAJAR SIN QUE TENGAN QUE QUEDAR COPIAS DE LOS ARCHIVOS.

Con un sincronizador tipo Dropbox siempre quedan copias de los archivos en local.

No se puede trabajar sin dejar huella.

CUANDO SE DESCUBRE QUE LA GRAN CAPACIDAD QUE SE OFRECE ES ENGAÑOSA.

¿De qué sirven miles de GBs si habría que pasar meses esperando a que se sincronizaran en el ordenador?

Además, Dropbox tiene un límite en el número de archivos.

MAL SOPORTE TÉCNICO

Un soporte técnico en el que pueden tardar días en responder.

Un personal con escasa formación que no resuelve los problemas.

DESCONFIANZA EN LA SEGURIDAD

Justificada por los casos de acceso indebido.

Hubo un hackeo de 60 millones de cuentas de Dropbox que se conoció en 2016.

NO ES TAN SENCILLO Y FLUIDO EN EL USO

Se da por hecho que es muy fácil de usar. Una apariencia sencilla no significa fluidez y eficiencia en el manejo.

Muchas operaciones habituales con los archivos se vuelven complicadas.

Otras consideraciones sobre Dropbox y sincronizadores

Dropbox y el resto de discos virtuales que lo imitan han servido para enseñar al público en general la enorme utilidad de almacenar archivos en la Nube.

Son aplicaciones con mucha utilidad a nivel individual y personal pero nunca fueron ni serán adecuadas para empresas y entornos profesionales.

El gran problema de estas aplicaciones es su modo de funcionamiento basado en la sincronización. Esto afecta a la privacidad y a la consistencia de los archivos almacenados.

En cuanto a la privacidad, podemos decir que cualquier empresa maneja archivos que contienen información de datos personales de sus clientes o empleados, las que no lo admiten sencillamente mienten.

En una empresa solo debe existir una única versión de un mismo archivo no multitud de versiones repartidas en multitud de lugares.

El control de los documentos es fundamental en el entorno profesional.

Un empleado puede marcharse con toda la información de la empresa sin ningún tipo de problema. Se entiende que al usar un sincronizador como Dropbox los documentos son imposibles de rastrear o controlar, al fin ya al cabo los documentos pueden estar en decenas de dispositivos a los que cualquiera puede acceder.

Ningún juez de ningún país del mundo dará veracidad a la sustracción de información de una empresa que ha estado utilizando un sincronizador como Dropbox para gestionar sus archivos.

Ninguna empresa del Ibex utiliza Dropbox ni lo va a utilizar.