Otro concepto de almacenamiento de archivos en Cloud

Un sistema para guardar y trabajar en Nube desarrollado para empresas y profesionales. 

Las empresas y los profesionales desconfían de las aplicaciones de consumo como Dropbox, Drive, Box, etc.


Estas aplicaciones producen desconfianza porque no contemplan normas ni protocolos. Seguridad y desempeño no fueron nunca sus prioridades.

Se otorga máxima prioridad al hecho de almacenar y compartir archivos ignorando otros factores muy importantes.

En la Nube no todo consiste en guardar archivos. Hay que considerar el control de acceso, la privacidad, la legalidad y la preservación de la información.

Un sistema dotado de criterios prioriza la integridad de los datos y la privacidad.

Hay ciertas normas que han de aplicarse sobre el uso de los archivos.
           
Dataprius permite compartir los archivos en la Nube pero
con ciertas reglas que preservan los datos almacenados

Este es un sistema diseñado para ofrecer servicio y no para la obtención masiva de suscriptores.

Los discos virtuales ocultan deliberadamente la localización del almacenamiento de archivos.

Estas aplicaciones ocultan los lugares dónde se almacenan los archivos.

Suelen utilizar localizaciones que no exigen cumplimiento legal o normativo, en parte porque implican una gran reducción de costes.

También se trata de empresas opacas localizadas en paraísos fiscales y jurisdicciones que les permiten actuar libremente.

Cualquier empresa de servicios en Cloud localizada en Europa ha de cumplir unas normas que además cuentan con una jurisdicción específica.

Unas normas como LOPD Y RGPD, certificaciones y calidad.

Los proveedores que cumplen no se ocultan, al contrario, muestran la localización de la empresa y los lugares de almacenamiento de los archivos.

Evitar la dispersión de los archivos. Centralizar y organizar.

Las aplicaciones de uso masivo suelen funcionar como sincronizadores o Discos Virtuales. 

La sincronización distribuye los archivos de la empresa en multitud de disposivos no confiables.

Esto provoca que los archivos sean accesibles por
terceros, conflictos de versiones de archivos y fugas de información de la empresa, pérdidas por virus y Ransomware.

Centralizar los archivos consiste en mantenerlos en un servicio central al que todos acceden con el debido control.

La centralidad ofrece garantías de privacidad, seguridad, evita la dispersión y los conflictos de versiones de los archivos.

Los ficheros deben permanecer aislados y solo descargarse cuando van a ser usados. Sincronizar copiando los archivos en multitud de dispositivos no es una buena idea.

Un sistema legal garantiza el cumplimiento de las normas. Firma contratos y no es confuso.

Los sistemas ilegales se disfrazan a través de la publicidad.

Nos remiten a jurisdicciones de lugares con legislaciones débiles e incompatibles en cuanto a la protección de datos.

La mayoría de estos servicios son proporcionados por empresas en paraísos fiscales y desarrollan su actividad en regímenes jurídicos como el del estado de California.

Un sistema en Cloud legal declara claramente la localización de la empresa que proporciona el servicio.

Un sistema en Nube legal puede firmar contratos de tratamiento de datos y confidencialidad. Cumplirá Leyes de Protección de datos LOPD. Se atiene RGPD.

Un sistema en Cloud en Europa garantiza la privacidad y la protección de datos de sus clientes.

Proporcionando un entorno en la Nube que sea familiar a lo conocido.

Los sistemas de almacenamiento y gestión documental de archivos son complejos. Lleva tiempo hacerse con el manejo y uso diario.

Un sistema de almacenamiento y gestión de archivos en la Nube al estilo Windows es inmediatamente entendido por los usuarios.